Efecto #LaPalmaconSabor


Cierra los ojos y déjate llevar por los olores y sabores de una isla desconocida para muchos. El ritmo de la música te invita a transportarte a un paraíso que está mucho más cerca de lo que te imaginas. Después de esta experiencia no tendrás excusa para no viajar a La Palma. Mis palabras intentarán que cale hondo una historia de tradición, pasión e innovación. Se trata de La Palma: la Isla Bonita. Pequeña en tamaño pero con un corazón que no cabe en su diminuta dimensión. 

Los Palmeros valoran su historia, su gastronomía. Aman por encima de todo a su tierra y les sale de lo más adentro de sus sentimientos, que los demás sintamos lo mismo por una isla de la que poco sabía hasta el momento. Gente con pasión, entrega e ilusión. Un equipo con un objetivo claro: que todos sintamos el efecto de La Palma. Un efecto que te cautiva y que marca un antes y un después dentro de ti. 

Con influencias cubanas, la velada comienza al ritmo de una Folía cantada por la cocinera más dicharachera y simpática que he tenido el gusto de conocer: Mónica. Su voz capta la atención de todos los presentes y pronostica que la noche se avecina movidita. Con gracia, con salero y pasión por que conozcamos los sabores de La Palma. Siempre con una sonrisa y buen rollo haciendo sentir a los asistentes que nos conocemos desde hace tiempo; cuando en realidad, algunos nos acabamos de ver las caras por primera vez. Mónica y Juan Carlos son los chefs encargados de que nuestra mente y nuestro paladar hagan un viaje imaginario a La Palma.

Productos tal cual: al natural

La cosa empieza con garra e identidad. Tras una cerveza Gara con ingredientes 100% naturales: agua, tres maltas y lúpulos, se presenta el entrante en forma de milhojas de ñame y queso de cabra acompañado de mojo verde de cilantro y un toque de miel de Palma. Al ritmo de los morteros nace el mojo verde mientras el ajo, el cilantro, el aceite y el vinagre se fusionan entre sí. Como buenos aprendices, prestamos atención a los maestros para poder crear nuestra propia obra de arte. Un milhojas al que le añadiría un par de pisos más maridado con un vino blanco de la bodega Tagalguén

0entrante

Esta experiencia implica aprendizaje: tomando la base de los ingredientes tradicionales de La Palma nuestros chefs consiguen crear platos innovadores.

El silencio se hace en la sala. Siempre me dijeron que cuando algo está muy bueno lo normal es que la gente no diga ni ‘mú’. Tras compartir las primeras impresiones el primero viene pidiendo paso. 

Del mar a nuestros paladares

Patudo en salmuera con mojo de tomate y puré de boniato. El mojo de tomate es muy similar a la salsa romesco típica en Catalunya, pero con ‘saborsito’ canario que marca la diferencia. El punto del atún insuperable. La combinación de sabores encaja a la perfección, más aún acompañados de La Gota, un vino blanco de la zona de Fuencaliente. Lo que ha quedado claro tras este manjar es que en la Isla Bonita hay mucho culto por el mar. Las diferentes variedades de flor de sal de las salinas de Fuencaliente dan una chispa que marca la diferencia en cada receta.

1atun patudo

Lo mejor de la tierra

La carne no quiere quedarse en segundo plano y toca a la puerta para que también le prestemos la atención que se merece; se trata del cabrito hervido. El personaje principal del plato es el cabrito, pero le acompañan unos actores secundarios con ansias de protagonismo: unas papas negras, gofio y mojo rojo.Listán Prieto para maridar este cabrito, por favor.

El gofio es un cereal que brinda un amplio abanico de posibilidades a la hora de elaborarlo. Se toma como cereal con la leche, en potajes, en platos salados y dulces o escaldado para dar sabor a los caldos. Tiene tantos amantes como detractores. Un sabor peculiar que da identidad a la isla.

La papa negra es una de las variedades más representativas de Canarias. Pequeña como La Palma pero con un sabor exquisito. Alguna variedad de papa puede llegar a estar seis meses bajo tierra cuando lo normal es que las patatas estén bajo tierra unos dos meses.

La gastronomía palmera apuesta por el slowfood: Se une el placer de la comida, la sostenibilidad y la armonía con el entorno. Productos de la tierra al natural que nacen y se cocinan lentamente para ofrecer los sabores más intensos y característicos de la isla.

2cabrito

Deja sitio para el postre

Según Juan Carlos, el postre debe ser ser lo más sorprendente de la noche. Es con lo que nos quedamos; lo que remata un menú espectacular y te convence por completo de que la Isla Bonita se siente y se vive en Barcelona.

Canelón de Albillo Criollo y crema de almendra acompañado de crumble con baño de sopa hortelana. Todos los sabores de la palma en un plato; es decir #LaPalmaconSabor. Gusto refrescante que ayuda a digerir las delicias de La Palma. En definitiva, un soplo de aire fresco y el broche que sella una velada llena de emociones. ¡Ah! Y que nos nos falte un chupito de ron.

3postre

La música se va desvaneciendo y volvemos a la realidad… La Palma con Sabor te deja con ganas de más, de sentirlo otra vez: esto es el efecto de #LaPalmaconSabor.

Nos vemos pronto en la Isla Bonita.

Showcookings organizados en Madrid, Bilbao y Barcelona en el marco del proyecto #LaPalmaconSabor promovido por el Patronato de Turismo de La Palma. Gracias a Blog on Brands (plataforma que tiene como cometido poner en contacto a marcas con bloggers) por brindarme la oportunidad de asistir al showcooking de Barcelona celebrado en el espacio Cookiteca, y vivir esta experiencia tan enriquecedora.

Comenta con Facebook

17 Comentarios


  • Virginia (365 Sábados Viajando) // // Responder

    Gran resumen de nuestra experiencia, creo que nunca se me irá el sabor de ese patudo, lo peor es que ya no podré volver a mirar igual al atún jejeje
    A ver si coincidimos en otra pronto!
    Un abrazo!

    • Patricia Catania // // Responder

      ¡Ay el patudo…! Lo tengo que incluir en mi dieta =)
      ¡Encantada de haberte conocido! Seguro que tenemos la oportunidad de compartir más experiencias como esta.
      Un abrazo Virginia!

  • Juan Carlos Ollé // // Responder

    Ciertamente con sólo el hecho de leer este reportaje, el lector se “autotransporta” a esa maravillosa isla. Si además lo aderezados con su exquisita gastronomía, ya no sólo te “transportas” sino que sientes la necesidad de ir reservar el primer vuelo que allí nos lleve para gozar en primera persona de ese arte culinario que este magnífico reportaje nos transmite.
    Gracias por “hacernos la boca agua” .

    • Patricia Catania // // Responder

      Gracias por tus palabras Juan Carlos. Me alegra que con mis palabras te hayas podido transportar a la Isla Bonita aunque solo sea por unos minutos.

  • Txari y Carlos. // // Responder

    Nos ha encantado este artículo sobre la gastronomía de la Palma:La Isla Bonita!.Nos gustaría visitar esta Isla y después de leer este artículo sobre su gente,costumbres y gastronomía no nos queda más que incluirla en una de nuestra próxima visita.Al ver el vídeo con la preparación de sus platos tradicionales se nos hace la boca agua y con ganas de probar todos ellos!.Enhorabuena por esta presentación tan emotiva!.

    • Patricia Catania // // Responder

      Gracias Carlos y Txari. Yo ya he incluído La Palma en mi lista de “lugares pendientes”. Os invito a que os animéis y descubráis la Isla Bonita. Ahora mismo hay vuelos directos desde Bilbao, Madrid y Barcelona =)

  • Esther // // Responder

    ¡Qué hambre! Solo con leerlo se hace la boca agua. Yo ya estoy deseando volar a La Palma y perderme entre tanta delicia. 🙂

    • Patricia Catania // // Responder

      Veo que el efecto #LaPalmaconSabor ha llegado a ti. A estas horas ¿A quién no le apetece un menú como este?
      Un beso Esther!

  • Andrea // // Responder

    Si ya tenía pensado ir en vacaciones a La Palma… Con este post me acaban de convencer. ¡Se me ha hecho la boca agua! Habrá que probar los platos y productos descritos. ¡Enhorabuena por el artículo!

    • Patricia Catania // // Responder

      ¡No hay manera de resistirse a la gastronomía palmera! Lo mejor de todo es que, a parte de su gastronomía, la Isla Bonita ofrece mucho más. Me fascinan las islas tan pequeñas en tamaño pero tan grandes es cultura, tradición y pasión.

      ¡Muchas gracias por tus palabras Andrea!

  • Itzi // // Responder

    Tengo pendiente una visita a la isla, ahora ya esta claro el menú 😛 Estupendo blog, el único fallo leerlo a la hora de comer jaja

  • estibaliz // // Responder

    Me encantaría probar el menú. ¡Qué buena pinta!

    • Patricia Catania // // Responder

      Aprendí también la elaboración de cada plato así que no te preocupes, cuando nos veamos te cocino rico rico 🙂
      Un beso!

  • Carmen // // Responder

    Me dan ganas de comerme el blog! No conozco La Palma pero, sin duda, la incluiré en la lista de destinos para las próximas vacaciones. Enhorabuena por el reportaje 😉

    • Patricia Catania // // Responder

      La Palma era una isla prácticamente desconocida para mí. Iniciativas como el showcooking de #LaPalmaconSabor son ideales para descubrir los destinos y enamorarte de ellos sin casi darte cuenta.

      ¡Gracias Carmen!

Dejar un comentario