Cómo preparar un viaje en moto


Seguro que muchos habéis viajado en coche, avión, furgoneta, autocaravana, barco… pero no tantos en moto. Viajar en moto es especial y, hay que tomar una serie de precauciones antes de partir que con los demás vehículos no tenemos que tener en cuenta. Vamos a ver cómo preparar un viaje en moto.

Salir de viaje con la moto no es cualquier cosa. Encima de la moto, aunque no seas consciente, el chasis eres tú. Qué digo el chasis, el parachoques y hasta incluso el techo. El vehículo, el clima, otros conductores, el estado de la vía, solo o con paquete… todo influye. Así que si quieres disfrutar de un viaje en moto, te recomiendo seguir estas pautas antes y durante el viaje.

Apuntes básicos y normas del pasajero

Uno de los puntos fundamentales en la conducción de una moto es el comportamiento encima de esta. Llevo muchos kilómetros sobre dos ruedas y he visto todo tipo de situaciones. Caídas incluidas. Tengo a fuego en la memoria una escena que jamás olvidaré. Recuerdo como mi tío, tristemente fallecido con la moto, me puse la mano sobre el hombro en el jardín de casa y me dijo, “tú dominas lo moto, que ella nunca te domine a ti, no lo olvides”. Gran verdad.

Si vas a hacer un viaje considerable o por zonas que no conoces, siempre es mejor tener experiencia sobre una moto. Lógico ¿verdad? No tanto, es como el que se saca el carné de coche y se va de vacaciones. Sustancialmente, no es lo mismo, aunque se parezcan.

Si llevas pasajero, sabrás que el comportamiento de la moto es bastante diferente. La frase de “mi novia pesa poco” no vale absolutamente para nada. Por poco, serán 50kg, considerable en una moto. Al llevar ese peso extra, tendrás mayor agarre en la parte trasera, consiguiendo una mayor tracción en curvas y facilitando el uso del freno de pie (trasero). Según el tipo de moto y de nuestro propio peso y como consecuencia de lo anterior, podemos perder adherencia en el tren delantero, ojo con las frenadas bruscas si no llevamos los neumáticos calientes o la calzada está húmeda.

Ahí van las normas básicas para el paquete:

  • Encima de la moto, quien manda es el conductor. Por encima de todo. Si necesita parar, parará, si necesita frenar frenará y si necesita acelerar acelerará.
  • La señal para subir a la moto, siempre la indicará el conductor, una vez esté equilibrado, con los pies en el suelo y la pata de cabra quitada.
  • Jamás se debe sacar un pie del estribo. Nada de anticipar una curva y sacar la rodilla. No es MotoGP. Solo se puede sacar la piernas en parada, para bajarse o si ves que la moto va a tumbarse en caso de estar parados. Repito, parados.
  • Al tomar una curva, o pega el cuerpo al conductor y traza su misma linea o bien se queda más o menos en la misma posición en la que lleve el culo en el asiento. NUNCA debe plegarse al lado contrario al de la trazada. La consecuencia sería fatal.
  • No se debe agarrar al conductor por los hombros o brazos. Los necesita para conducir. En caso de necesidad, agarrar como un cinturón, por la cintura. Jamás molestará.
  • Si el pasajero necesita parar, basta con hacer un gesto con la mano visible a través del retrovisor.
  • Saludar a otros moteros en ruta.

Estado de la Moto antes de partir

Como hemos dicho anteriormente, en la moto el chasis eres tú. Hacer una revisión antes de salir de viaje es un imprescindible. El tipo de inspección dependerá de la ruta que vayas a hacer, pero como mínimo revisa el aceite, líquidos, pastillas de freno, luces, neumáticos y kit de transmisión.

Analizar el destino y la ruta que vamos a hacer puede influir en la revisión o preparación que vayamos a hacer a la moto. Además del tipo de neumático, el aceite es un punto a tener en cuenta a la hora de hacer muchos kilómetros en un clima distinto al habitual. La densidad del aceite elegido vendrá dado de las temperaturas ambiente del lugar a donde vayamos. Todo esto en caso de ser muy distinto al habitual.

No olvides engrasar la cadena de forma adecuada y revisar su lubricación cada 1.000 km o tras ir por una pista de tierra o en condiciones de lluvia.

Una vez tenemos la moto a punto, solo nos queda revisar el equipamiento del vehículo y el propio.

preparativos viajar en moto

Equipamiento de la Moto

Igual que en un coche tenemos que llevar triángulos, chaleco… en la moto también hay que llevar una serie de imprescindibles, que no obligatorios.

  • Kit reparación de pinchazos: En la moto no podemos llevar otra rueda. Obvio. Llevar un kit de reparación de pinchazos te puede salvar el día en solo cinco minutos. Si no sabes utilizarlo, puedes practicar con un rueda vieja. En ruta, si necesitas ayuda, cualquier motero se parará a ayudarte. La mayoría de ruteros en moto saben utilizarlo. También puedes optar por un spray que rellena la rueda con espuma, pero deberás llegar a un taller a repararlo de forma permanente. Con el kit de pinchazos el neumático quedará como si nunca hubiese pinchado.
  • Herramientas de la moto: La mayoría de motos, por no decir todas, traen de serie u kit de herramientas que parece básico, pero que trae las llaves fundamentales para las operaciones que puede realizar el propio conductor. Si no lo tienes, busca qué herramientas precisa tu moto para por ejemplo, tensar la cadena y llévalas siempre.
  • Maletas: La forma más adecuada de transportar el equipaje en la moto es a través de las maletas laterales y /o central. Las hay metálicas, de plástico, de tela… La elección es personal y depende del uso que le vayas a dar. Es importante que los anclajes estén bien sujetos y que el peso vaya bien repartido para no balancear la moto de forma inadecuada.
  • Juego de llaves extra: Lleva un juego completo de llevas extra de la moto. Encendido, cadena, maleta, depósito, etc. No lo lleves enganchado con las mismas que uses, si vas con pasajero, dáselas en custodia. Puedes perderlas o puede romperse una llave y fastidiarte el viaje. Lo más común es que se te doble la llave de encendido, suelen ser largas y un el bolsillo en una mala postura en el bar…
  • Documentación: sin comentarios.

viajar en moto kit

Equipamiento Personal

No sé si he comentado el tema de que el chasis en la moto es uno mismo. Ante cualquier golpe o caída lo primero vas a ser tú.

Una de las premisas básicas es la de vestir como si fueras a caerte. No es ser agorero, pero siempre intento ir como si fuera a pegarme el toñazo del siglo. Esto comporta alguna burla de los amigos y conocidos: “vaya calor con esa chaqueta”, “es verano, donde vas con pantalón largo”, “hasta los guantes para ir a por el pan”…

Sí, de todas las caídas que he tenido jamás me he llevado más que un “morao” y el susto. Creo recordar que la mayoría en trayectos cortos y habituales. Por más que hagas 100 metros, te puedes caer igual. Como el cinturón del coche ¿no? El casco no lo menciono porque a estas alturas queda claro que hay que ponérselo. No por la multa… Ya puestos, mejor que sea integral, nada de “calimeros”.

Lo que no queda tan claro es ese extra de accesorios que parece que vayas a pegarte unas curvas con Marc Marquez y Valentino Rossi.

  • Chaqueta: Es importante llevar una chaqueta para moto, con sus protecciones en espalda, codos y hombros. Las hay de invierno y de verano. Procura que tenga una buena resistencia a la abrasión. Si es verano vas a pasar calor, que lo sepas. ¿Prefieres quemarte con el asfalto? La chaqueta, además de protegerte, hace que deslices por el asfalto suavemente.
  • Guantes: Si vas por la calle y te tropiezas, lo primero que vas a hacer será poner las manos. Lo mismo en la moto. Imagina poner las manos a 100 km/h sobre el asfalto para intentar frenar. Suerte si conservas más abajo de los codos. Lleva siempre unos buenos guantes que te protejan de golpes, cortes, abrasiones y, por supuesto, del frío.
  • Pantalla (casco): Inspecciona la pantalla (visera) del casco antes de salir a una ruta larga. Cualquier piedra rebotada de un vehículo puede ir a parar a nuestra cara. No hace falta comentar más.
  • Pantalón: De igual forma que la chaqueta, el pantalón puede ser nuestro mejor aliado. Su función es la misma. Los hay de cordura o incluso de kevlar, con apariencia vaquera para que no desentone en los almuerzos matutinos.
  • Botas: El pie, sobretodo del conductor, es junto con las manos la parte que más “sufre” durante un trayecto largo. Llevar un buen calzado, además de por las posibles caídas, nos facilitara el frenada y el cambio de marchas. Debe de ser cómodo y cerciorarnos de que con la postura y la tensión de los cordones no se nos duermen los pies en rutas donde vas en sexta y mueves poco las extremidades inferiores.

equipaje viajar en moto

Equipaje para el viaje

El espacio en la moto es reducido y una parte ya se la lleva lo que llevamos puesto: chaqueta o mono, botas, guantes, casco, kit pinchazos, herramientas,… así que debemos de llevar los imprescindible para lo que vayamos a hacer en el destino. Hoy en día hay lavanderías en casi cualquier lugar. No cargues la moto en exceso y olvida, como decimos siempre, los porsiacasos.

Disfruta del viaje

Viajar en moto te permite sentir la libertad durante toda la ruta, así como parar en casi cualquier lugar a tu antojo. No hay que preocuparse de dónde aparcar o parar y el destino empieza a disfrutarse desde que se sale de casa.

Respeta los límites de velocidad, ojo con los adelantamientos, hazte ver en la carretera y ojo a los momentos en los que empieza a llover, el asfalto es cuando más patina.

Puede que me haya dejado algo en el tintero, uno lo hace forma mecánica y ni se da cuenta. Todas las sugerencias serás bienvenidas.

¡Buen viaje!

viajar en moto buen viaje

Fotografías realizadas por DReyes Photos

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *