Cuanto más viajo, más siento la necesidad de seguir viajando. Mi cabecita ya está maquinando los posibles viajes para 2016. No los etiqueto como mejores ni peores destinos porque ninguno considero que sea superior al otro.

¿Por qué un país tiene que ser el mejor entre otros para ser visitado en un año en concreto? Seguramente hay factores que influyen en las etiquetas de “mejores destinos para 2016”. A mi me suena más a intereses que están muy lejos de descubrir la esencia de un país. La grandeza de un destino se encuentra y está motivado por las ganas que tengas de visitarlo, sin influir hora ni fecha en el calendario.

Tailandia

¿Quién no ha soñado alguna vez con Tailandia? Considero que es uno de los destinos más completos del mundo, pese a que pueda parecer un destino masificado, queda en nuestras manos salir de lo cotidiano y disfrutar del país de las sonrisas.

El planning clásico es empezar visitando Bangkok, desplazarnos en bus, tren o avión hasta el norte (Chiang Mai y Chiang Rai) y por último volar a la zona Sur donde se encuentran las islas en las que podemos practicar buceo, dormir en cabañas y relajarnos viendo un atardecer.

La mejor época para viajar a Tailandia está comprendida entre noviembre y febrero; cuando las temperaturas no son tan elevadas y el riesgo de monzones ha terminado.

[responsive]
Fuente: Guillen Pérez

Fuente: Guillén Pérez

 

[/responsive]

Praga, Viena y Budapest

Praga es un destino idóneo para visitar en primavera. Una ciudad que se puede visitar en 3 o 4 días y que tiene un casco histórico digno de admirar. Muchos viajeros aprovechan la proximidad de Praga con Viena y Budapest para recorrer las tres ciudades en un mismo viaje desplazándose en trenes nocturnos.

República Checa, Hungría y Austria tienen en común un impresionante legado histórico y cultural. Un triángulo que puede dar lugar a mi segundo mini tour por Europa. Digamos que le estoy cogiendo el gustillo ha esto de combinar distintas ciudades en un mismo viaje.

[responsive]Fuente: Moroslav Petrasko

Fuente: Moroslav Petrasko

 

[/responsive]

Noruega

Como buena chicarrona del norte adoro los climas fríos. Viajar a ciudades calurosas me agobia, ya que lo mío es un no parar de andar en todo el día y mi piel se quema con facilidad.

Recorrer en barco los fiordos noruegos tiene que ser una auténtica pasada y el ferrocarril que realiza el trayecto entre Bergen y Oslo te permite experimentar lo mejor del paisaje noruego combinando cascadas, montañas y lagos helados.

[responsive]Fuente: Fjmc65

Fuente: Fjmc65

 

[/responsive]

Comenta con Facebook

Autor

Comunicadora audiovisual y periodista especializada en viajes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies