Andorra Extreme: La adrenalina del descenso en BTT


¡Woooww! ¡Ahhhhh! ¡Quiero más! Eso es lo primero que espeté al viento en cuanto solté el manillar en La Massana, lleno de barro y con la adrenalina por las nubes. Primer descenso en BTT superado, a pesar de acojonarme en la primera curva. Mira que soy de un pueblo lleno de bicivoladores, pero nunca me he puesto en faena más allá de ver a amigos bajar a toda pastilla por el monte o hacer de control en los campeonatos tocando el silbato. La verdad es que quiero volver a bajar por ahí.

Jornada de actividades: Descenso en BTT

Nueve de la mañana. Un día soleado a la vez que fresquete, previsión de lluvias y una cara de cansado que no veas. Argumentos suficientes como para ir sobao al punto de encuentro a pillar el bus que nos llevaría, junto a Soraya Valls, nuestra guía, a coger el teleférico hacia la estación de esquí de Pal-Arinsal. Una vez arriba, el tiempo parecía no acompañar demasiado y la primera actividad y, principal, era el descenso en BTT. La idea era hacer un pequeño circuito de tipo verde apto para casi todos los públicos (se dividen en verde, azul, rojo y negro, como en esquí). Porque descenso lo que se dice descenso, no habíamos hecho ninguno. Así que casco, bici, instrucciones y al lío.

Inicio BTT

La primera tanda fue un poco desastre. Todo hay que decirlo. Esas bicis frenan más que mi coche. Empezó a chispear y dominar al principio esos trastos de bicis no era del todo fácil. Acabada la primera vuelta con bajadas poco pronunciadas y obstáculos casi inexistentes, Pepe Valls, el monitor, nos dio la posibilidad de bajar de la estación de esquí a La Massana ladera abajo por una pista mixta azul-roja, una de las muchas rutas que hay para la gente que se dedica a ‘volar’. Claro, algunos se quedaron ya que era un poco arriesgado y, oye, cada uno conoce sus límites. Yo fui uno de los valientes que se sumó a tal empresa sin saber lo que me podía esperar en esa aventura a la que, sorprendentemente, se unió Soraya, hermana mayor de Pepe, pero que sabía de bicis lo mismo que yo. Digo sabía, porque bajó como una jabata igual que los demás. Así que ahora puede decir que sí que sabe, al menos, algo más que antes y que dijo contaría a sus tres hijas. Tienen otro hermano más, Alain, pero a éste más que bajar, le gusta subir y la bici de carretera.

DescensoBTT

La llegada a meta fue triunfal. Bueno, no se si fue para tanto pero llegamos todos con una cara de satisfacción indescriptible. Después de bajar por una ruta bastante complicada llena de saltos, hielo, barro, pasarelas… lo mejor que podíamos hacer era lavar las bicis y pedir a alguien que nos hiciera una foto para el recuerdo. Hasta nos felicitaron. Supongo que por las pintas que llevábamos y como conseguimos bajar por ahí sin ningún contratiempo grave. Leve sí que hubo alguno.

FotoFinishBTT

Mirando la hora y recibiendo llamadas de la mitad del grupo que se quedó en la estación de esquí, subimos en el teleférico con la bici para comer.

descenso btt

Arriba, recibidos como verdaderos héroes. Alguno se pensaba que no volvíamos vivos de tal hazaña. Pero puedo decir que valió la pena. Con creces. Además de la sensación y la adrenalina que desprendes, contemplas unos paisajes que si no bajas por ahí, no los ves. He acabado muy contento con esta experiencia, que ha sido posible gracias a la colaboración de Andorra World en el marco del TBM Andorra y que espero volver a repetir en una de mis próximas escapadas al Principado en temporada estival.

Comenta con Facebook

10 respuestas a “Andorra Extreme: La adrenalina del descenso en BTT”

  1. Maria dice:

    Me encanta tu post! Solo de leerlo me han dado ganas de escaparme por Andorra!!!
    Pepe has dicho que se llama el guia? Preguntaré por él!!
    Mil gracias!!!
    Maria!

  2. ¿Lavar las bicis?! Eso no hace falta, si lo mejor es el barro que llevas encima!

  3. Jaja que bien lo pasamos Alex!!! 😉 aún me duelen las muñecas! Jejeje

  4. María dice:

    ¡Genial! Después de haber ido al TBM Andorra y leer tu post, me da la sensación de que he hecho dos excursiones. Eso sí, la tuya no me ha dado agujetas, jeje. ¡Hay que repetir experincia TBM!

  5. Cada vez que veo el resto de actividades que realizasteis en el TBM me hubiera encantado desdoblarme el domingo y poder asistir a todas.

    El descenso en BTT tiene una pintaza estupenda. Pero bueno, no se puede estar en todos lados jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *