Ruta natural por Siurana


Puede que nunca hayas oído hablar de Siurana o que simplemente te suene porque tiene un pantano. Este pequeño pueblo de la comarca del Priorat en Tarragona, te enamora desde el primer segundo.

Para visitar el pueblo tienes varios senderos que llevan de un pueblo a otro por toda la sierra. Nosotros escogimos una ruta circular para empezar y acabar en el mismo sitio: la presa del embalse de Siurana. Allí mismo dejamos el coche. De ruta por el Camí Ral de Siurana (PR C7) te topas con maravillas de la naturaleza dignas de pararte y hacer una foto. O dos, como quieras. Saltos de agua y bañeras naturales con agua cristalina en los que te apetece darte un baño a no ser que te pille en pleno enero como a nosotros. Viendo la foto, me hubiese metido, claramente, pero si no me metí por algo sería.

Siurana

Pero no todo son lugares bonitos para hacer fotos. En la travesía, aun no siendo difícil, hay que cruzar algún riachuelo como el Torrent de l’Estopinya que lo convierte en toda una aventura. Según la época del año y como baje el agua, será más fácil o más difícil hacer malabares para cruzar por las piedras sin mojarte.

SIURANA

Este pueblo del Priorat (Tarragona) y perdido en la montaña es uno de los últimos en estar ocupados por los árabes. Su magnifico estado de conservación lo hace especial. Sus empedrados no parecen haber vivido el paso del tiempo. Apenas tiene 10 calles y poco más de 30 vecinos, pero es un lugar muy frecuentado por senderistas y escaladores.

Siurana

La iglesia de Santa María, del siglo XII aún se conserva en perfecto estado de conservación y es un lugar idóneo para relajarse y contemplar las magnificas vistas del pantano de Siurana. Llegar a este mirador es muy fácil, ya que la iglesia se divisa desde cualquier punto del pueblo. Hay que tener cuidado porque en muchos puntos no hay barandillas y hay una buena caída. ¡Avisados estáis!

Siurana

Siguiendo la ruta prevista, salimos del pueblo en dirección El Gorg y de camino a La Trona, un mirador rocoso totalmente natural desde donde se puede divisar toda la sierra. No es un punto apto para personas con vértigo, pero es precioso. Tiene forma de óvalo o hendidura en la roca y no te puedes marchar de ahí sin hacer mil fotos.

Siurana

Ya de bajada y llegando al punto de partida, solo nos queda cruzar el río que abastece el pantano. Llegamos a una especie de playa, el Toll de la Palla, por el que hay que cruzar para llegar de nuevo a la presa. Es un sitio magnífico. No suele cubrir más de la cintura, y lo normal es que solo te tengas que remangar un poco el pantalón. Yo me tuve que quitar las botas y congelarme un poco los pies. Te puedes bañar que es agua totalmente limpia y cristalina.

Siurana

Por todo el recorrido que hicimos, de unos 15km, puedes disfrutar de la naturaleza en estado puro. Sin duda una ruta que volveremos a hacer y que espero que os animéis a hacerla. Tan solo hay que aparcar el coche en la presa del embalse y ponerse a caminar siguiendo la ruta que os dejo para la App Wikiloc, disponible para iOS y Android. Para llegar, coger la carretera N-420 en dirección a Falset (desde Reus) y en el cruce con les Borges del Camp coger la C-242 hacia Cornudella del Montsant. Poco antes de llegar a éste, encontraremos un desvío hacia la presa del embalse, que está señalizado.

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *