Masía catalana


No hay nada como disponer de una casita en el campo llena de historias para relajarse un fin de semana y disfrutar de la tranquilidad acompañada de buenos alimentos cultivados por el pagès. Para evadirte de la realidad solamente hace falta abrir una compuerta y adentrarte en el subsuelo.

Comenta con Facebook