Tirolinas en Chiang Mai con Flight of the Gibbon


Una de las cosas que más nos gusta hacer cuando estamos de viaje es probar alguna actividad de turismo activo. Durante el viaje a Tailandia, no podíamos dejar escapar las tirolinas en la selva de Chiang Mai. Lo confieso, somos adictos a las aventuras.

Para ponerte en situación. En Chiang Mai, Tailandia, hay varias empresas que tienen circuitos en la selva del norte del país con tirolinas y pasarelas. Decidirse por una u otra sin todavía haber ido es bastante complicado. Quizás el precio, los videos que puedas ver en su web…

Nosotros teníamos pensado contratarlo antes de salir de casa, pero entre que nos pilló el toro y que no habíamos decidido con quién ni cuando, pues nos fuimos a la aventura y lo contratamos allí.

POR QUÉ FLIGHT OF THE GIBBON

Por el centro de Chiang Mai hay muchas agencias locales en las que contratar un circuito de tirolinas con una u otra empresa y, sobretodo, te da la opción de regatear el precio. Así que un día antes y con las ganas de tirarnos a lo loco por las tirolinas, decidimos buscar una agencia. Tampoco la buscamos, nos la cruzamos de camino. Todo muy bonito y muy bien, además nos salió la jugada redonda porque nos ahorramos unos 50€, cosa que cogiéndolo por internet eran 100€ por persona innegociables.

De las que había, viendo previamente los vídeos en su web y lo que nos transmitió la chica de la agencia, nos decidimos por Flight of the Gibbon. Podría haber sido otra, la verdad que son todas muy parecidas cuando te las venden.

Apunte: los gibbons son unos monos que hay en esa selva y, a primera hora de la mañana se les puede ver danzando por los árboles mientras te tiras por las tirolinas. Vimos uno o dos, hay tanto que ver…

Tirolinas en Chiang Mai

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Te levantas a las 5 de la mañana, teníamos la hora de pick up en el hotel a las 6. Los nervios a flor de piel. GoPro y ticket en mano. Comentas la jugada en lo que llegan a recogerte. Ves que pasa media hora de la hora prevista y empiezas a ponerte nervioso. Cuando pasa ya más de una hora dices coño, voy a tener que cagarme en alguien. Lo piensas, sí.

Los peores presagios se cumplieron, pasaron de nosotros, parece ser que es una cosa habitual. Dijeron que vinieron, no estábamos… Es como al que le toca el haba en el roscón. Alguien tiene que ser. Por fin después de varias llamadas conseguimos que nos vengan a buscar, pero a las 12. Media mañana perdida.

12:05, por fin nos vienen a buscar. El trayecto hasta la base de la empresa en la selva es de una hora aproximadamente, pero se convierten en dos porque una de ellas es para dar vueltas por Chiang Mai recogiendo gente. O no, algunos se quedaron como nosotros a la mañana. Esto supongo que depende de la actitud del chófer, el nuestro era un empanado.

TIROLINAS EN CHIANG MAI CON FLIGHT OF THE GIBBON

Por fin en Flight of the Gibbon. El trato del personal fenomenal, eso sí. Te dan un formulario para firmar por si te matas o algo y te dan una taquilla para que dejes tus cosas.

En cuanto acaban los formalismos, a ti y al grupo con el que venías en la furgoneta, de 8-10 personas, os asignan dos sky rangers. Te equipan y te explican las normas de seguridad y al lío.

Tirolinas en Chiang Mai

Camino selva arriba, mientras te van advirtiendo de que hay serpientes y arañas muy chungas. De esas que salen en la tele y te pueden dejar frito en un par de minutos.

En Flight of the Gibbon tienen la tirolina más larga del lugar, más de 800 metros y con una caída al vacío que… está considerada la mejor atracción de Asia. Yo le cambiaría a los chófers del servicio de recogida.

La verdad que el circuito se hace muy ameno y con los sky rangers que nos tocaron, Tom y Scott, lo pasamos dabutty. Todavía recuerdo como gritaban “Arriba, arriba” cada vez que te veían venir embalado con los pies mal puestos. Que cojones, eran unos cachondos. Encima cuando se tiraban ellos se pegaban la vacilada.

Tirolinas en Chiang Mai

Es un recorrido que cuenta con tirolinas individuales, otras para tirarse en pareja, pasarelas, rappels… Si eres amante de la naturaleza esta actividad no te dejará indiferente. Dentro de ese ecosistema, con árboles centenarios, te sientes tan insignificante… a nosotros nos encantó.

Cachondeo aparte, todos los puntos tienen una seguridad espléndida y todos los equipos de seguridad tanto individuales y colectivos cumplen todos los estándares europeos. Lo digo por si alguno se piensa…

Eso sí, pese a todos los cables de acero que hay instalados para que el público en general podamos disfrutar de la naturaleza de esta manera, no hay ningún atisbo de daños en ella. Todas las instalaciones están perfectamente integradas y dispuestas para no ocasionar ningún desperfecto a la vegetación, sobre todo a los grandes árboles donde se anclan las plataformas y pasarelas.

Tirolinas en Chiang Mai

ANÍMATE A PROBAR LAS TIROLINAS EN CHIANG MAI

Para acabar, dentro del precio, tienes una comida incluida. Da igual a la hora que vayas, que después de soltar toda la adrenalina vas a tener hambre. Como premio, a los que van a primera hora o última del día, les dan un vale de 500THB para gastar en su tienda de souvenirs.

Si tienes la mosca cojonera de qué hacer cuando estés en Chiang Mai, ya sabes, tirolina. Mi recomendación es que lo contrates allí mismo. A poder ser no justamente el día de antes por si no hay plazas. Tendrás la ventaja de poder negociar el precio y comparar las distintas empresas. Cuenta que te va a llevar más de medio día. La actividad dura unas 3 horas, más los trayectos, comida…

Lo del pick up supongo que fue mala suerte o un fallo de coordinación, nos quedamos con el resultado y que nos lo pasamos genial.

Si quieres ver qué tal nos fue, ¡aquí tienes el vídeo!

¿Ya tienes ganas de ir?

Más sobre Tailandia:

Koh Hong Island: Excursión alternativa desde Ao Nang

El legendario tren nocturno de Chiang Mai a Bangkok
Caturday cat cafe: Gatos y café en Bangkok
Alojamiento en Tailandia: una cabaña de ensueño en Railay

Comenta con Facebook

2 respuestas a “Tirolinas en Chiang Mai con Flight of the Gibbon”

  1. María dice:

    ¡Qué divertido! Me encantan esas cosas. Lo tendré en cuenta para cuando vaya a Tailandia, algún día…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *